Siempre pienso en el Amor

Reproducir vídeo

Y me he sentido como cuando hace años regaba con mis hijas unas plantas que teníamos en nuestro huerto urbanita de Vitoria.

Nos encantaba observar cómo crecían los tomates. Era un juego natural y sencillo.

Luego he ido a mi oficina, que es la naturaleza. A caminar y preparar en mi mente y en mi corazón una charla que doy este miércoles al equipo de una corporación. ¡Ah! Y me he bañado en un lugar precioso.

Hablaré sobre la resiliencia y sobre el Amor. Hay que hablar más del Amor en las empresas y fuera de ellas.

Por la tarde, he caminado más de 3 horas envuelto en la melodía de un audiolibro que remueve el pensamiento y los sentimientos. Hablaba de Amor.

Y seguido he comprado 12 rosas para mi mujer y un pavo gigante para el jueves, que es Acción de Gracias.

He regresado a casa en Uber con un cubano profeta y muy devoto que aunque le dicen Rambo porque de joven estaba muy fuerte, se llama Lázaro.

Me ha hablado todo el recorrido del Amor y del perdón.

“¿Nunca pensó en ser sacerdote?“he preguntado.

“Muchas veces. Pero es que me gustaban mucho las mujeres…”

La vida es maravillosa

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Voy a publicar ahora mismo este pensamiento que tengo. Y desde luego, no voy a considerar si lo va a leer mucha gente o
A alguien puede parecerle una frivolidad lo que os voy a contar, pero estoy un poco melancólico y me apetece hacerlo
Hay quien dice que soy un personaje, otros piensan que soy raro. Alguna vez me han llamado “ente” y muchos se sorprenden conmigo porque

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.