Cuando rondaba los “veintialgo”

Cuando rondaba los veintialgo

Él, muy educadamente me miró y comentó con una sonrisa : “le dijo el cazo a la cazuela”.

Respuesta magistral porque ciertamente entonces confirmé que se me asomaba el cartón por la coronilla.

Hace poco escuché decir que todos tenemos espejos en casa, así que sabemos perfectamente el estado de forma de este continente que envuelve nuestra alma. Con lo que señalar al prójimo sus supuestas ¿imperfecciones físicas? está de más.

En nuestra sociedad impera un culto al cuerpo que pareciera desmedido. Una cultura que no duda en atribuir a quienes presentan por ejemplo unos ¿kilos de más? , un implacable déficit moral.

Pues anoche, alguien a quien hacía tiempo que no veía, me dijo sin venir a cuento, ni yo preguntar: “has cogido algo de peso”.

Mi respuesta acompañada de una sonrisa fue: “es verdad”.

(yo había notado nada más verle que él también había engordado notablemente pero pensé en los “espejos” y en la “cazuela” 😂 y en que sus motivos tendrá 🙏)

¿Por qué nadie pregunta por el estado de forma del cerebro y el espíritu? Será que como no se ven…

Yo los tengo para participar en las Olimpiadas (que soy de Bilbao 😂)

Disfruta del día

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.