Consejos para afrontar el diagnóstico de cáncer de un familiar

Reproducir vídeo

Hace unas semanas recibí a través de esta red, un mensaje conmovedor con una petición. Alguien que sigue mis publicaciones, buscaba mi consejo para poder enfrentar de la mejor manera posible, el diagnóstico de cáncer de un familiar muy querido.

Te comparto un extracto del vídeo (para preservar el anonimato) que le envié como respuesta, por si pudiera resultarte de algún valor.

Un abrazo fuerte

¿Cómo estás? Bueno, lo primero de todo como te decía en nuestro mensaje de LinkedIn muchísimas gracias por tu confianza y me vienen muchas, muchas preguntas y te diría muchas cosas, muchas cosas.

Como bien dices, acompañé a mi madre el año que estuvo enferma. No sé si sabes que he estado en muchos años también trabajando con enfermos de cáncer, sigo estando aquí en EEUU acompañando a enfermos de cáncer y familiares. Lo hice en España en la Asociación Española Contra el Cáncer.

Acompañaba enfermos en el hospital y en domicilio muchos años y aquí luego con algunas personas particulares. Mira, lo primero que te diría es que, puede parecer de manual, pero es bueno ponerse en contacto con una asociación, también me gusta la la Asociación Española Contra el Cáncer, creo que es gente muy veterana pues para recopilar ideas, para tomar consejos, ver una guía, incluso ahí hay un servicio de psicología que ofrecen todas en todas las ciudades, yo creo que de España prácticamente. Y yo creo que esa llamada nunca está de más, nunca está de más, tanto para él como para los familiares porque aquí está la otra persona que es su pareja, su mujer, que es muy duro ¿no? para el cuidador primario, si va a ser ella, esa es una persona de la que hay que cuidar mucho también el que está alrededor, al lado.

Te diría que en primer lugar cada uno hay un diagnóstico todavía concreto, seguramente lo haya, pero bueno suele ser o no, no sé pero puede ser un proceso, un paso que es una forma de ir trasladando una información incómoda de una forma suave el enfermo suele identificar y sueles saber de alguna forma la gravedad de lo que tiene por lo que se le traslada y como se le traslada, no es tonto ¿no?

Y es lógico en esa fase inicial, es muy comprensible ese pesimismo, ese desánimo. La palabra que siempre me viene es la esperanza la persona que está al lado tú me dices: ¿qué le tengo que decir? yo te diría que nada y todo, es decir, es mantener la relación que tienes con él y que él sepa que tú estás ahí para lo que necesite.

Cuidado, hay que evitar esas cosas de, no te preocupes, esa especie como de querer mantener una alegría o un optimismo un poco absurdo, es como decirle a una persona depresiva que esté contenta, pues no, lo que haces es agigantar le la distancia. Discúlpame el desorden un poco también de esta explicación, pero te estoy hablando mis pensamientos en voz alta y creo que es más auténtico.

Te digo que claro cuando una persona se le trata de convencer de animarse cuando está triste, pues le gigantas la distancia en la dificultad de estar bien, seguramente lo que hace es profundizar en su tristeza y en su imposibilidad de estar viviendo. De estar optimista. Te diría que cuidado con eso, si estar comprensivo, entender, comprender su estado y estar ahí acompañando. yo creo que eso ya es mucho estar ahí para lo que necesite como si hay que estar en silencio pero estar ahí no que esa persona sepa que uno está que se interesa qué cómo estás, ¿pues cómo va a estar? Mal.

Está enfermo, está, no se, en el peor de los casos muy grave y eso no suele ser una pregunta afortunada yo solía decir mucho y digo mucho ¿cómo te encuentras? ¿cómo te encuentras hoy? ¿cómo estás hoy? Es que me dices que no tiene todavía síntomas, es una enfermedad muy puñetera porque es verdad que en otras muchas ocasiones se sufre más de lo que la gente cree, eso te lo digo por qué porque es así y es una parte muy desconocida de esta enfermedad. Por acotar, insisto que abierto a hablar cuando tú quieras, tener una conversación yo me pondría en contacto con la Asociación Española Contra el Cáncer en vuestro sitio en el lugar donde estéis y pedir consejo tanto para los familiares como para él.

Suele ser gente muy buena, brillante y que están muy acostumbrados a acompañar a enfermos de cáncer. Eso es lo primero. En cuanto a ti, ir viendo en paralelo el diagnóstico, qué van diciendo los médicos ¿no? Esto es un viaje, es un viaje es un viaje nuevo además para el que uno no le han avisado para el que uno no está preparado, y te vas preparando sobre la marcha vas aprendiendo entonces hay que estar abierto a ese aprendizaje, todo el mundo. Hay mucha ansiedad, hay mucha tensión pues intentar tratar de estar emocionalmente lo más balanceado posible, descansar, acompañar con serenidad, estar disponible para lo que la otra persona necesite escuchar, escuchar mucho.

Mucho amor, es que es lo único que hace falta en estos casos ¿no? Mucha ternura, mucho amor, mucha comprensión y sin desesperanza, la vida es el día a día. Hay una frase también que dice mucho la gente de: “no te preocupes todos nos vamos a morir”. Es absurdo ¿no?, jamás digas esa frase, se trata de decir para aliviar muchas veces a los enfermos. Es un grandísimo error, porque las personas enfermas tienen muchos más boletos que tú y lo saben. Entonces decir es eso es desafortunado. Bueno pero te decía que no hay mucho que decir. El propio instinto te va a ir llevando a eso, a hacer un acompañamiento de lo que la otra persona necesite, estar disponible y ocupará su lugar, si él quiere saber, si él quiere saber va a preguntar y hay que decirle yo siempre digo que verdades piadosas, no mentiras piadosas, Verdades piadosas.

Normalmente los médicos se dirigen a ellos y ellos si quieren les preguntan todos los médicos tienen obligación moral de decirlo, ¿no? Ética. E incluso en los propios informes que dan los suelen dejar en la mesa normalmente para que el propio enfermo sea el que lo coge o en su caso si no lo coge o en su caso si no lo coge, lo suele coger el acompañante y eso suele ser un síntoma de que no quiere saber lo que tiene, te lo digo un poco como un dato así también para que tengáis en cuenta.

Un viaje duro, difícil ,es un nuevo aprendizaje es una experiencia muy dura la vida, pero a la vez es una experiencia muy enriquecedora como seres humanos creo que hay que tener mucho cuidado y vigilar mucho la tensión familiar sobre todo, el que no sea este acontecimiento esta experiencia, un motivo para provocar algún desencuentro familiar porque muchas veces en estas situaciones, la emoción está tan a flor de piel que resucitas de alguna forma o surgen o afloran pues amores no tenidos, afectos, envidias, celos, en el fondo incluso día a veces que es hasta un mecanismo de defensa para desapegarse muchas veces de otras personas, de la persona que está enferma o de personas afines. Mucho cuidado con eso, ¿no? con recriminaciones, yo creo que es una oportunidad para mantenerse unidos como familia no para alejarse y hay que ser muy prudente con esto la raya es fina si las relaciones no han sido buenas, puede presentar una zona de riesgo si la relación si la relación es buena también lo puede presentar pero menos claro.

Y vivir con esperanza y con dignidad, con dignidad. Las personas temen además he escuchado decir que lo último que lo último que perdemos es la dignidad, nuestra dignidad y el enfermo nunca la debe de perder, ni tampoco los que le acompañan y respetarle siempre al enfermo en todo pero bueno vayamos hablando si quieres tener una conversación conmigo, yo encantado.

El domingo me voy de vacaciones tendría que ser mañana, bueno en cualquier momento, también podríamos hablar, donde voy a estar no voy a tener mucha cobertura, creo.

Pero podemos tener una conversación sin ningún problema o a mi regreso. Cuando tu vayas viendo los acontecimientos como van y charlamos. Presumo que tienes una muy buena relación con él por lo que me cuentas, emocionalmente vinculado.

Bueno como digo, discúlpame que no te haya mirado a la cámara, he estado pensando pensamientos en voz alta seguramente, poco ordenados, poco estructurados, pero bueno una ventilación, como digo yo tantas veces. Espero que igual te sirva para algo, para ir adentrándote un poco en lo que es esta enfermedad,  que es dura y que es muy dura emocional y físicamente pero una enfermedad si se sabe llevar con esperanza puede dar muchísimas cosas buenas a la familia, al enfermo es una oportunidad de aprender y aprender a pasos acelerados pero es todo un aprendizaje si se sabe hacer bien si se sabe hacer bien es importante hacerlo bien, muy importante y hacerlo bien es hacerlo con amor, tan sencillo como eso bueno vamos hablando, disculpa el rollo y te mando un abrazo grande bueno, cuídate mucho.

Chao!

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Ayer me llamó mi padre por teléfono. Estuvimos más de una hora hablando, de la vida, del trabajo, de dinero, de padres e hijos,
Hoy cumple mi hija mayor 21 años. Se llama Cristina. En el desayuno cada uno le ha entregado su regalo. Nos hemos reído mucho porque
¡Qué manía tenemos los humanos de andar por la vida profanando la belleza en general y la que se desprende de la naturaleza, en
Existen muchas razones por las que me gusta hacer mi cama. Hoy he recordado una de las lecciones más bonitas y útiles que aprendí
Os confieso chicas que he sentido una amable y humana decepción paterna, esta noche en la cena.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.