Solo fallan los valientes, los que arriesgan

Solo los valientes fallan. Desafía tus miedos - Ignacio Isusi

Dice un amigo psiquiatra; que estos paseos matutinos por los cielos se hacen para “grabarlos y después enseñarlos” ?? (para presumir)

He rescatado este vídeo en el que salté por primera vez desde los cielos para demostrarme no sé el qué. Nunca olvidaré aquel día maravilloso. ?

Hoy te quiero dar un abrazo enorme Luis Fernando Pozo Dionisio (llevas más de 600 saltos).

Seguramente para reconocer todo el esfuerzo y sacrificio que has puesto en tu vida para haberte podido tropezar con una farola en un día tan especial. Y además, delante de todo España.

Solo los valientes fallan

Solo a los más grandes se les brinda la oportunidad de brillar delante de todos. Solo a los mejores, a los que tienen el entrenamiento necesario y destacan, se les da la oportunidad de hacer de su vocación un acontecimiento especial.

Y esto no tiene que ver con ideologías o política. Tiene que ver con oficio, profesión y humanidad, sobre todo humanidad.

Solo fallan los valientes, los que se arriesgan, los que aprovechan las oportunidades que les da la vida porque son los más expertos y valientes.

¿Sabes? Yo me he tropezado con varias farolas a lo largo de mi vida. Y sé que es probable que me vuelva a suceder.

Disfruta del día ?

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Es importante que lo tengas en cuenta. Solo es un gesto sencillo que aporta bienestar al cuidado de las personas impedidas que están en
Hay quienes piensan que son los “caprichos de unos multimillonarios” que han querido cumplir sus “sueños infantiles”. A mí me parece espectacular lo que
De niño quería brillar. Con diez años soñaba con ser futbolista (¡cómo no!). Era mi gran sueño. Recuerdo que me apasionaba jugar al fútbol.
Cuando ayer vi esta foto, recordé una anécdota que me ha acompañado en mi memoria desde mis diez años.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.