No me acostumbro

EEUU es un gran país. No tengo duda de ello. Aunque me cuesta habituarme a estos contrastes que impactan en la cotidianidad de quienes vivimos en él.

Aquí puedes estar en una calle habitada por vecinos con una posición desahogada y cruzando a la acera de enfrente, apareces en un contexto tan deprimido como el ánimo y el bolsillo de quienes lo habitan.

Cuando hablo con emigrantes, coincidimos en que es muy duro sobrevivir en este país. Son muchos quienes tienen varios trabajos para poder costear el ritmo frenético de vida que imprime el sistema.

Algunos decidimos emigrar en busca de una vida mejor. Aunque no todos logran cumplir su sueño en esta tierra prometida.

Me ha impresionado ver hoy a estos trabajadores hispanos que arreglan tejados y viajan en esta camioneta destartalada.

Uno se entretiene con su móvil, mientras su compañero se protege de la lluvia con una bolsa de basura. Las medidas de seguridad son inexistentes. Aquí en Florida es legal circular así.

Pero lo que más me impresiona es ver a mayores octogenarios trabajando por necesidad en los supermercados, ayudando a las cajeras a meter la compra en bolsas, en espera de una propina.

Un país lleno de contrastes y a veces contradicciones.

Valoremos lo que tenemos 🙏

Un abrazo

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Ya solo quedan algunos tickets para la función del viernes 23 de abril. Las demás funciones están “sold out”. 😀😀🚀⭐️. En cuanto salen a
Hace unos días, alguien a quien conozco poco, me dijo algo que (comúnmente) sería calificado por la mayoría de la humanidad como “una grosería”.
Nuestro estado de ánimo tiene muchas maneras de mostrarse. Una de ellas es la voz. El timbre de voz o la manera que tenemos

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.