“Mieditis” a la hora de publicar contenidos en LinkedIn

Yo cuando pienso que alguna de mis reflexiones o aprendizajes pueden resultar de algún valor o beneficio a alguien, no me lo pienso dos veces. 🙈

Publicar para mí, debe comportar grandes dosis de generosidad y autenticidad. No esperar nada especial a cambio, más allá de la satisfacción de fantasear con la posibilidad de que estás facilitando la posibilidad de exisir a alguien.

Además del efecto sanador y terapéutico que lleva el verbalizar inquietudes que nos rondan por la cabeza, el alma o el corazón.

Y por cierto, mi dignidad y libertad de movimientos están por encima de juicios malintencionados de desconocidos.

Si con nuestro contenido logramos llegar, aunque sea a una sola persona, ya habrá merecido la pena el tiempo dedicado.

Un día aprendí que nutrir LinkedIn con contenido valioso es un camino de darnos a los demás. Ayudarnos los unos a los otros a existir.

El Universo suele reaccionar de manera amable y generosa cuando vivimos con honestidad de esta manera.

¡Ánimo a los que tenéis inquietudes que os gustaría compartir por esta red! Seguro que al menos interesan a una persona. Ya será suficiente. 👏🏻👏🏻

Un abrazo a todos 😀

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Este viernes arrancamos en Miami con la segunda temporada de la obra de teatro “La que se va a armar”.
Cosas de la vida me acabo de encontrar con estas palabras que escribí a mi padre hace casi tres años y compartí en su

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.