El EGO

El Ego - Ignacio Isusi

Hablaba estos días con el presidente de una compañía de prestigio internacional que me decía que el EGO, -esa sobreestima que hacemos de nosotros mismos-, es el mayor enemigo en posiciones directivas altas.

Es un hombre veterano en esto de liderar, así que el tiempo y la experiencia le permitieron aprender a no elevarse. Sabe que cuando pierdes la noción de la distancia que te separa del suelo, el “baracazo” está asegurado y es difícil recuperarse después. Lo ha visto muchas veces.

Por mi parte, y pensando en mi EGO, trato de tenerlo a raya y me río de mí mismo hasta aterrizar mis ansias de engolar mis hazañas profesionales ?.

¿Pues sabes cuántos posts he publicado en LinkedIN en 2019?

315

Una barbaridad. Lejos de sentirme orgulloso y querer presumir de ello (inconscientemente lo estoy haciendo) he pensado:

¡Ignacio! Cualquiera diría que parece que trabajas para Linkedin ?.

Lo cierto es que me encanta compartirte mis reflexiones. Creo que es mi manera de seguir creciendo y conocer personas extraordinarias. Y por otro lado, me da visibilidad. Muchas de las empresas que me contratan es porque en su plantilla hay personas que les gusta leer lo que comparto por esta red.

A ver si bato record en el 2020 ??. Gracias por leerme ?

Disfruta del día.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Hay quienes piensan que son los “caprichos de unos multimillonarios” que han querido cumplir sus “sueños infantiles”. A mí me parece espectacular lo que
De niño quería brillar. Con diez años soñaba con ser futbolista (¡cómo no!). Era mi gran sueño. Recuerdo que me apasionaba jugar al fútbol.
Cuando ayer vi esta foto, recordé una anécdota que me ha acompañado en mi memoria desde mis diez años.
A lo largo de mi vida siempre he tratado de adaptarme a las nuevas circunstancias que me han sobrevenido. Hay quien dice de mí,

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.