Tocar lo que funciona

Reproducir vídeo

Sí, sí, las que van viento en popa a toda vela. 🚀

En mi paseo de hoy, comparto contigo esta reflexión que tiene que ver con un ERROR frecuente de las empresas:

Subirse a un éxito consumado de una línea de negocio para tratar de incrementar exponencialmente los beneficios.

Sin duda, suele ser una tentación consumada por más de un directivo, que busca satisfacer ambiciones, utilizando atajos, que en realidad nunca lo son.

Ya lo decía mi padre: no toques lo que funciona bien 😉 o los experimentos mejor hacerlos con gaseosa.

Disfruta del día

Hola, ¿cómo estás? Bueno aquí sigo, caminando por la vida un día más en estos mis paseos matutinos. Hoy venía con una pregunta, con una reflexión en mi cabeza, que tiene que ver con que hacer cuando los negocios, las líneas de negocio o algunas líneas de negocio de mi actividad funcionan bien, van muy bien, van viento en popa a toda vela, como se suele decir. Yo creo que la respuesta es obvia y clara y es dejarlo como está.

Esto que parece una obviedad tengo la impresión de que en el mundo corporativo, no siempre está demasiado presente. Creo que tiene que ver con que en ocasiones entran personas nuevas a departamentos, a liderar determinados proyectos, y hay como una convulsa necesidad de entrometerse o e involucrarse en algo que funciona bien para poner al servicio de eso que funciona magníficamente bien toda nuestra creatividad y nuestro saber hacer con idea de catapultarlo y elevarlo.

No sé, de alguna manera de nuestras ambiciones, nuestros anhelos de grandeza, del orden que sea, no se si son de poder, económicos, pues apoyándonos en eso que funciona muy bien pues catapultarnos, como digo a algo más grande. Y creo que en la mayoría de las ocasiones eso suele ser un gran error. O al menos, en mi experiencia profesional, es lo que he podido observar.

Creo que las cosas que funcionan bien, como decía mi padre, pues no toques. No toques lo que funciona bien, déjalo. Invertir la creatividad, la ilusión, la energía, desde luego en vigilar, y en preservar y de alguna manera estar atento a que eso siga su buen curso, pero todo lo demás puesto pues a iniciar nuevos proyectos, nuevas vías, nuevas formas de generar valor.

Aquí, os cuento una anécdota. Hay un restaurante que a mi me ha llamado siempre muchísimo la atención. Porque realmente, no voy a decir que es un tanto cutre, aunque pudiera serlo, y desde luego a mi siempre me ha dado la impresión de que podría tener unas posibilidades de generar, desde luego dinero, pues mucho mayores de lo que genera. Y creo que genera una barbaridad.

Pero es verdad, que hablando con los dueños entendí, y no porque les preguntara sobre esto, si no simplemente por la inteligencia que vi en concreto en esta mujer, por lo menos con quien yo hablé, con quien yo tuve esta conversación, y lo vi clarísimo, no tocan lo que se mueve. Esto les funciona a las mil maravillas desde hace muchos años, y cubre la expectativa y seguramente está muy por encima de lo que tenían. Con lo cual no lo tocan, y cualquier iniciativa tipo empresarial que tienen, ella lo prueba, lo ensaya en otro lugar. Lo replica en otro lugar, pero no aquí, en como se suele decir, la joya de la corona y me parece muy inteligente.

Nada más, que tengas un gran día, solo esta reflexión, este pensamiento en voz alta por si te pudiera resultar de alguna utilidad.  Espero que tengas un gran día, cuídate mucho. Chao!

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Cuando ayer vi esta foto, recordé una anécdota que me ha acompañado en mi memoria desde mis diez años.
A lo largo de mi vida siempre he tratado de adaptarme a las nuevas circunstancias que me han sobrevenido. Hay quien dice de mí,
Paseaba ahora mismo por este camino y he recordado que un día apredí que para que en la vida haya luz, tiene que haber
A mis casi 50 años 🙈, hace unos minutos, acabo de grabar el primer casting de mi vida para una serie de un canal
Ayer estuve en un evento organizado por unos amigos, de los que te encuentras con personas interesantes. Fue el primero de este tipo sin

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.