De niño quería brillar

De niño queria brillar

En los recreos era de los mejores de mi clase, siempre capitán de uno de los equipos que montábamos. Todos querían estar en mi equipo.

Llegó 5° de EGB. Era el año en el que el colegio organizaba las pruebas para elegir a los mejores jugadores que formarían parte de la selección del cole.

Era un acontecimiento importante ya que representaba la oportunidad para entrenar y jugar (con uniforme) contra otros colegios.

Ya entonces con aquella edad temprana, yo era consciente de que había muchos niños enchufados por sus hermanos mayores en la llamada selección, que no merecían el puesto.

Pues pasó que por alguna razón, algún responsable de deportes, olvidó hacernos las pruebas a los niños de mi clase. Los alumnos de la “D”.

Cerrado el acceso a mi anhelada selección escolar, me presenté a unas pruebas que organizaba un club de fútbol de fuera de mi colegio y fui elegido para jugar.

Esa semana el director deportivo de mi cole se enteró e irrumpió encolerizado como un elefante en una cacharrería en mi aula, preguntando por “Isusi”

Me puse en pie. Entonces se burló de mí y me echó una bronca monumental delante de mis compañeros, por jugar en un equipo de fuera del cole. Y me amenazó delante de todos con expulsarme del colegio si continuaba en aquel equipo.

Yo trataba de explicar el motivo pero resultó imposible. A mis diez añitos y con todos sobresalientes en mi cartilla de notas, decidí nunca más jugar a fútbol. Hasta hoy.

Y pienso ahora que es una lástima que haya adultos que trabajen con menores que se dediquen a apagar con su incompetencia, los sueños y la inocencia de niños.

Y viajo ahora en el tiempo a aquella aula y abrazo al niño que yo fui y también a aquel profesor que me humilló. ❤️🙏

Disfruta del día

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

interesante ejercicio para reflexionar sobre nuestras dependecias a las redes. Yo de momento estoy un poco ansioso, aunque reconozco que divertido y sorprendido.
Ahora que somos pocos (me da un poco pudor presumir de felicidad) me hace ilusión compartir con todos a los que os interesan estas
Re ilusionarse. Seguía estos días pasados entretenido en mi duelo por no haber podido participar en la serie de Telemundo, a pesar de haber sido
Desafiarse o retarse en la vida pareciera una inquietud exclusiva de quienes adivinan la necesidad de ser algo grandioso que no puede si quiera
Este viernes arrancamos en Miami con la segunda temporada de la obra de teatro “La que se va a armar”.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.