Cada cosa a su tiempo

Reproducir vídeo

Esta frase la solía repetir un cliente que tuve hace muchos años. Era un hombre a punto de alcanzar la edad de la jubilación, con extensa experiencia profesional y vital.

Empecé por aquella época a comprender que todo tiene un perfecto y necesario tiempo de maduración. Años más tarde corroboré con las experiencias de la vida, que los tiempos del Universo raras veces coinciden con el de nuestro ego.

Así que en mi paseo de hoy, reflexiono sobre la paciencia, la tolerancia a la frustración y la incertidumbre que hay en la vida.

Y también, comparto algún recurso al que suelo acudir para mitigar mis ansiedades cuando mi paciencia tiene la tentación de perderse y ceder su lugar a la frustración. Igual te resulta de alguna utilidad para ganar en nuevas perspectivas. Es un tena que me tiene muy entretenido últimamente.

Disfruta del día 👍

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Hoy pienso en todas las personas que viven con hábitos poco recomendables para su salud o que cuando menos, no incorporan algunos nuevos beneficiosos.
Por esta razón, a mí me gusta observar con atención lo que acontece a mi alrededor y así que me encuentro en cada instante,

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.