TE QUIERO

El "Te quiero" de una empresa - Ignacio Isusi

“Decir TE QUIERO es muy fácil. Demostrarlo, es otra cosa” El viernes pasado comí con mi amigo Etienne. Casi todas las semanas vamos a un japonés que hay en Key Biscayne. Tienen un menú del día con un precio imbatible (10$)

  • ¿Cual es el motivo verdadero por el que creaste tu empresa?- pregunté a mi amigo por sorpresa y a bocajarro.
  • Quiero ayudar a las personas – me respondió mirándome a los ojos, con la serenidad y firmeza que llevan las respuestas que nacen desde el convencimiento del alma.

Le dije que en mi experiencia, esa era la clave del éxito de cualquier iniciativa empresarial y personal.

  • Ahora solo tienes que contar al mundo, que éste es el objetivo fundamental que buscas. Tu empresa será todo un éxito y triunfarás – le aseguré en plan gurú.
  • No es tan sencillo Ignacio -me aclaró – Es como decir TE QUIERO. Puede resultar muy fácil. Lo difícil es demostrarlo. Pasa igual con las empresas – concluyó mientras atrapaba un trozo de atún con sus palillos.

Mucho éxito para mi amigo Etienne Gillard y los que son tan perspicaces como él. Y tienen metida en su ADN, la voluntad honesta, de ayudar a los demás porque tienen un gran corazón. Ah! Su empresa se llama Waleteros. Gracias por ser mi amigo Etienne.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

interesante ejercicio para reflexionar sobre nuestras dependecias a las redes. Yo de momento estoy un poco ansioso, aunque reconozco que divertido y sorprendido.
Ahora que somos pocos (me da un poco pudor presumir de felicidad) me hace ilusión compartir con todos a los que os interesan estas
Re ilusionarse. Seguía estos días pasados entretenido en mi duelo por no haber podido participar en la serie de Telemundo, a pesar de haber sido
Desafiarse o retarse en la vida pareciera una inquietud exclusiva de quienes adivinan la necesidad de ser algo grandioso que no puede si quiera
Este viernes arrancamos en Miami con la segunda temporada de la obra de teatro “La que se va a armar”.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.