Saber disfrutar

Aprender a disfrutar, en más ocasiones de las que nos imaginamos, puede no ser una tarea fácil.

Pareciera el disfrute un sentimiento efímero al que no damos permiso para durar un tiempo ecuánime.

En mi paseo de hoy, reflexiono sobre nuestra capacidad para disfrutar por si contribuye a hacerte algún nuevo sentido. Siempre con el objetivo esencial de seguir creciendo como personas.

Disfruta del día

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

¡Qué manía tenemos los humanos de andar por la vida profanando la belleza en general y la que se desprende de la naturaleza, en
Existen muchas razones por las que me gusta hacer mi cama. Hoy he recordado una de las lecciones más bonitas y útiles que aprendí

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.