Nunca digas MENTIRAS PIADOSAS

Mentiras Piadosas - Ignacio Isusi

El otro día tuve oportunidad de compartir mesa y mantel con una buena persona. Como es muy joven, su mirada aún revela que tiene hambre de vivir con intensidad las experiencias que están por llegarle. Y también creo que no dudaría en comerse el mundo de un bocado, si alguien le desafía a hacerlo.

Sin embargo, durante la conversación reconoció, con esa candidez propia de la juventud, que en varias oportunidades de su vida había recurrido a decir “mentiras piadosas” para obtener un resultado justo.

Nunca digas mentiras piadosas

Yo compartí con él una frase que sabiamente me regaló hace años un médico que trataba con pacientes enfermos de cáncer: “Ignacio, yo soy partidario de decir verdades piadosas, nunca mentiras piadosas”.

Desde que escuché esta frase a aquel doctor, voy también regalándola por la vida a quien se la quiera guardar en el corazón, igual que yo hice.

Soy fan de las verdades piadosas que es algo muy distinto a los peligrosísimos “sincericidios” de los que presumen algunos cuando afirman: “es que yo siempre digo lo que pienso”. Suelen ser los mismos que suspenderían en Primero de Empatía ? ?

Ahora ya lo sabes, en la vida mejor decir VERDADES PIADOSAS ¿no te parece??

Disfruta del día. Un abrazo fuerte.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Ya solo quedan algunos tickets para la función del viernes 23 de abril. Las demás funciones están “sold out”. 😀😀🚀⭐️. En cuanto salen a
Hace unos días, alguien a quien conozco poco, me dijo algo que (comúnmente) sería calificado por la mayoría de la humanidad como “una grosería”.
Nuestro estado de ánimo tiene muchas maneras de mostrarse. Una de ellas es la voz. El timbre de voz o la manera que tenemos
Muchas gracias a todos por vuestro apoyo. Han sido 12 funciones “sold out”, en las que la hemos armado disfrutando muchísimo.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.