Sigo con el viaje de mi héroe

sigo con el viaje de mi heroe

Y cada día nos manda a los hermanos mensajes con los recuerdos y anécdotas de su día y de su vida 😀.

Mi padre tiene un sentido del humor espectacular. Mirad lo que le pasó anoche en Coimbra.

Él siempre ha hecho de la necesidad virtud 😂. Bueno, lo que en realidad quiero decir es que es un hombre austero consigo mismo y muy generoso con los demás.

Dice en su mensaje: “Ya estoy en Coimbra. Hotel increíble: como los camarotes del Splendour of the Seas del otro lado del pasillo: sin ventana. Pero limpio y buena cama y baño. Y muy majos

Tal cual. Sin ventana. Zulo bat bezalakoa. (como un agujero ) Pero no está nada mal … de verdad.

Tiene una especie de trampilla que abre al pasillo. Yo la tengo cerrada. Y un aire acondicionado que parece que estás en el Dossau un día de viento en invierno.
Pero no está mal, de verdad…”

Me he reído 😂 porque he recordado que hace ańos viajamos juntos en moto a Inglaterra. Y en el ferry de Santander a Plymouth, dormimos juntos en un camarote inolvidable… era tan pequeño que una de las dos camas estaba plegada contra la pared y no la encontrábamos 😂😂.

Ya acostados, mi padre para aliviar nuestra incomodidad por el reducido espacio, empezó a imaginar en voz alta, una historia sobre cómo vivirían los pobres soldados de la segunda guerra mundial, que pasaban semanas hundidos en submarinos, sin ver la luz del sol. Y encima con el miedo metido en el cuerpo que lleva participar en cualquier guerra.

Y continuó imaginando hasta que nos sonreímos. De pronto nos sentimos privilegiados y agradecidos de estar en aquel camarote minúsculo viajando juntos.

Mi padre siempre inspira. Y cuando estás con él, sin darte cuenta, aprendes a vivir mejor.

Disfruta del día

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

A lo largo de mi vida he experimentado momentos inolvidables de alegría máxima. Recientemente viví uno de estos instantes, cuando me llamaron de una productora
Las mudanzas son todo un acontecimiento en el que, además de infinitas cajas de cartón, se involucran muchos recuerdos, pensamientos y sentimientos.
Ayer pasé buena parte del día enfurruñado. En realidad lo que estaba es triste. Y recuerdo que la tristeza cuando no sabe ser ella
Ayer tuvimos el clásico episodio en casa de “negociación de alto nivel” o “tira y afloja”, con nuestra hija adolescente de 14 años (casi

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.