Dime con quién andas y te diré quién eres

Dime con quién andas y te diré quién eres - Ignacio Isusi

¡Por fin mi primer paseo matutino! ?

Han pasado más de tres meses desde aquel último paseo que di en este maravilloso paraje natural que tengo junto a mi casa. Ha permanecido cerrado hasta hace unos pocos días.

Y hoy, comparto contigo una reflexión que tiene que ver con la idea de que somos el resultado de las personas próximas, con las que nos relacionamos. O al menos, en gran parte.

Bueno, espero que lo que cuento te resulte de alguna utilidad para tu vida profesional o personal.

 

Hola cómo estás, aquí estamos, en estos paseos matutinos tan maravillosos que me gusta dar siempre y que por fin puedo retomar.

Nos han abierto ya el parque de Crandon Park y a partir de ahora, espero volver a retomar casi a diario estos paseos que me gusta dar y que me gusta compartir también mis reflexiones.

Creo que desde la semana del 11 de marzo no he pasado por aquí.

Venía fantaseando con la idea de contar algo sublime, algún aprendizaje maravilloso que ha supuesto y que está suponiendo todo este proceso, toda esta pandemia que estamos viviendo en lo humano, en lo económico… y lo cierto es que no me siento en la emoción, pero algo comentaré sobre esto en algún momento, en algún paseo, seguro que sí.

Hoy me venía rondando una frase en la cabeza que a lo largo de la vida has escuchado mucho que es:

 “dime con quién andas y te diré quién eres”

Me vino esta frase porque el otro día un amigo mío que es un CEO de una empresa importante a nivel mundial, es una persona a la que yo estimo mucho como amigo y como profesional y me encanta estar con él y hablar. Me decía que había leído en diferentes estudios que dicen que las personas somos el resultado de las cinco personas que tenemos más cercanas en nuestra vida, yo quizás lo extendería un poco, pero no era la primera vez que yo escuchaba algo así.

El otro día lo hablaba también con una clienta, hablándome, precisamente, de una coach sobre los hijos y esto que pasa. Como condicionan los amigos el devenir y el actuar de los hijos. Es verdad que cuando uno está con malas compañías acaba comportándose de una forma equivocada o errónea. Cuando se es adolescente, cuando se es adulto y cuando se es niño… y me venía una idea, una anécdota que en alguna ocasión he compartido creo también por aquí.

Cuando decidí venirme a vivir a Estados Unidos, entre otros objetivos, lo que perseguía era rodearme de personas interesantes, que me permitieran crecer. No quiere decir que las que yo tenía a mi alrededor, en mi ciudad, en mi vida, no lo fueran. Creo que son gente inteligentísima, interesantísima, unos más que otros, habrá de todo, pero es verdad que yo entendía que al lugar al que yo venía era un lugar que me iba a permitir, primero, estar en contacto con posibles clientes míos y, en segundo lugar, también con personas que me permitieran crecer, porque aquí entiendo que es un “hub” como dicen, un cruce de caminos, donde hay muchos CEO, presidentes de compañías, altos ejecutivos porque es un lugar de paso entre Sudamérica, Centroamérica y Norteamérica y eso es un gran punto de conexión. Y así fue y cuento una anécdota graciosa, ahora me lo parece, en su momento no sé si me lo parecía tanto.

Yo cometí la ingenuidad de cuando llegué a España, con mí grupo de amigos, me preguntaron qué era lo que más me había gustado de Estados Unidos, esto fue el primer año y les dije que había conocido a gente muy interesante y muy inteligente, entonces alguien reaccionó de una forma un poco… y me dijo:

«¿qué pasa que los de aquí somos tontos o qué?»

No sé si cometí un error, yo lo hice con toda mi inocencia, pero evidentemente porque entiendo que esas personas a las que les estaba diciendo esto, en ningún caso les tengo ni por tontos ni por todo lo contrario, por personas inteligentes y que iban a entender perfectamente lo que yo les decía, pero bueno, no deja ser una anécdota.

Pero sí me parece importante reflexionar sobre ello, porque es muy importante elegir bien con quién queremos estar en todos los contextos, profesionales, personales porque eso nos va a permitir crecer o no crecer o decrecer, como digo yo. Quizás esa es una propuesta que yo me vengo haciendo y vengo haciendo últimamente a personas que me quieren y que quiero que revisen un poco cómo son sus vidas y quién tienen cerca, porque muchas veces son los grandes obstáculos para poder seguir progresando, avanzar en lo que uno quiere avanzar.

Nada más, aquí te dejo con eso, espero que te resulte de mucha utilidad, como siempre, ya sabes, no es ni dogma de fe, ni verdades absolutas, son mis reflexiones, si te sirven, pues fenomenal

Cuídate.

¡Qué ilusión me hace! estoy un poco conmovido que lo sepas.

Nos seguimos viendo por aquí. que tengas un gran día.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Hoy comparto ilusionado con todos, este trabajo que he realizando en mi faceta de actor. Diría que es mi manera de ir haciendo
Los seres humanos cuando nos ponemos a crear belleza somos maravillosos. Disfrutemos de este sábado con este Mozart dance
Mamá y yo somos la gorra con la que hoy no te has querido proteger
Aprender a vivir desde el amor y para el amor en todos los dominios de nuestra vida.
Hay que estar muy pendiente de la brecha de la escucha, cuando hablamos con personas, para tener claro que la otra persona está entendiendo

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.