Casi dos años sin poder vernos. 😅

Reproducir vídeo

Así que ayer me fui con mis chicas al museo Vizcaya que está cerca de nuestra casa en Miami 😂. Lo cierto es que me reconfortó. Ya solo el nombre, me llevó a mis raíces.

Cuando flaqueo y dudo sobre lo acertado de mis propósitos en la vida, me siento vulnerable unos segundos. Sin embargo, enseguida entro en estado de paz y deseo seguir fluyendo con el presente que me toca vivir.

Soy tenaz y Bilbaíno, así que no recuerdo nunca en mi vida haber arrojado toalla alguna. Otra cosa es, mi relación con el Universo 😂. Ante él, me rindo siempre por respeto a su sabiduría. Sus tiempos casi nunca son los nuestros. Y nunca, nunca se equivoca 😀

Pues llegué a casa reconciliado y con buena energía. Cuando estoy flojo, busco en mi pantone de remedios para el dolor del alma, que guardo en el bolsillo de mi cabeza. Siempre encuentro algo eficaz.

Y encima esta mañana, he amanecido con serenidad y con una carta anónima de agradecimiento por mis escritos diarios, de alguien muy amable. Su lectura me ha llevado a pensar que cuando nos olvidamos de nuestro ego, aflora la verdadera esencia de nuestra naturaleza.

Mi naturaleza tiene quizás la necesidad de buscar el abrazo del diálogo con vuestras almas. Creo que por eso desnudo mi alma cada dîa. Debo ser nudista del alma 😂🙏.

Disfruta de la vida

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Este viernes arrancamos en Miami con la segunda temporada de la obra de teatro “La que se va a armar”.
Cosas de la vida me acabo de encontrar con estas palabras que escribí a mi padre hace casi tres años y compartí en su

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.