Así aprendí

Cuando tenía 13 años tuve mi primer trabajo. Era muy glamuroso para un preadolescente de familia “bien”:

Tenía que abrir cajas, sustituir papeles, cerrarlas y cargarlas a pulso. 😅

Lo hacíamos entre varios amigos. Era divertido, sencillo y ganábamos dinerito.

✅ Aprendí a disfrutar trabajando

Más tarde con 14, monté con un amigo, un negocio de lavado de coches en la urbanización en la que vivíamos. Fracaso estrepitoso 😂.

El único cliente era mi padre y algún vecino confiado. Nadie dejaba sus llaves para acercar el coche hasta la manguera.

✅ Aprendí a pensar como adulto.

Así sobreviví esos años. Pintando trasteros y haciendo trabajitos esporádicos para añadir dinerito a la paga semanal que me daban mis padres.

✅ Aprendí a buscarme la vida

Unas Navidades con 2 amigos, buzoneamos Bilbao ofreciéndonos para aparecer en sus casas disfrazados como los Reyes Magos.

¡Fracaso total! Solo recibimos una llamada que quería al “Olentzero”.

✅ Aprendí a ser prudente al no alquilar los disfraces hasta no tener algún cliente.

En la universidad, hice encuestas en la calle como si no hubiera mañana. Recibí millones de negativas 😅.

✅ Aprendí a ser resiliente.

En 5° de carrera, un mes llegué a ganar 80.000 pts y fui con mi novia a Ibiza.

Y así me fui haciendo…

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Quiero daros las gracias a todos por vuestro apoyo en esta nueva faceta profesional como actor que he iniciado en Estados Unidos.
Ya solo quedan algunos tickets para la función del viernes 23 de abril. Las demás funciones están “sold out”. 😀😀🚀⭐️. En cuanto salen a
Todas las mañanas lo primero que hago al despertarme y abrir mis ojos es: “Dar gracias a la vida”.
Siempre he pensado que me siento privilegiado de tener una profesión que me apasiona tanto que no quisiera jubilarme nunca. ¿Por qué debiera hacerlo

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.