Así aprendí

Cuando tenía 13 años tuve mi primer trabajo. Era muy glamuroso para un preadolescente de familia “bien”:

Tenía que abrir cajas, sustituir papeles, cerrarlas y cargarlas a pulso. 😅

Lo hacíamos entre varios amigos. Era divertido, sencillo y ganábamos dinerito.

✅ Aprendí a disfrutar trabajando

Más tarde con 14, monté con un amigo, un negocio de lavado de coches en la urbanización en la que vivíamos. Fracaso estrepitoso 😂.

El único cliente era mi padre y algún vecino confiado. Nadie dejaba sus llaves para acercar el coche hasta la manguera.

✅ Aprendí a pensar como adulto.

Así sobreviví esos años. Pintando trasteros y haciendo trabajitos esporádicos para añadir dinerito a la paga semanal que me daban mis padres.

✅ Aprendí a buscarme la vida

Unas Navidades con 2 amigos, buzoneamos Bilbao ofreciéndonos para aparecer en sus casas disfrazados como los Reyes Magos.

¡Fracaso total! Solo recibimos una llamada que quería al “Olentzero”.

✅ Aprendí a ser prudente al no alquilar los disfraces hasta no tener algún cliente.

En la universidad, hice encuestas en la calle como si no hubiera mañana. Recibí millones de negativas 😅.

✅ Aprendí a ser resiliente.

En 5° de carrera, un mes llegué a ganar 80.000 pts y fui con mi novia a Ibiza.

Y así me fui haciendo…

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Hoy solo un mensaje breve para dar las GRACIAS a todas las personas que habéis podido venir a vernos al emblemático teatro 8 de
Ayer acudí como cada mañana a la cita puntual con mis plantas de tomates, pimientos, hierba buena y albahaca. Como cada día, las riego
Ayer bajé a la playa a darme un baño. El agua del mar restaura mi ánimo siempre que está alicaído. Y si está en
Hoy en mi paseo matutino continúo con una reflexión sobre el juego y lo importante que es divertirse, también a edades adultas. Y como
Me despierto y caigo en la cuenta en que, ahora que me voy acercando a los cincuenta tacos, busco integrar más momentos de juego

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.